Nuevo estudio apunta a que el primer caso conocido de COVID-19 fue un vendedor en el mercado de Wuhan.
Salud

Nuevo estudio apunta a que el primer caso conocido de COVID-19 fue un vendedor en el mercado de Wuhan.


Un biólogo evolutivo revisó cifras e informes sobre los primeros casos y encontró que la mayoría se agrupaban en torno al mercado de Wuhan. El nuevo estudio podría reabrir el debate sobre el origen de la actual pandemia.

2021-11-22

Dos años después del brote inicial de coronavirus, un respetado biólogo evolutivo ha aportado más pruebas de que el mercado de animales de Huanan, en la ciudad china de Wuhan, fue probablemente donde se originó el virus. 

Michael Worobey, científico del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Arizona, resume los acontecimientos clave entre diciembre de 2019 y enero de 2020 en un artículo publicado en la revista Science. 

Línea de tiempoHa creado una línea de tiempo de los primeros casos conocidos recopilada a partir de varias fuentes, incluyendo informes de periódicos y datos hospitalarios accesibles. 

El hecho de que la mayoría de los primeros casos sintomáticos puedan relacionarse con el mercado de animales de Huanan es una "fuerte evidencia" de que el origen de la pandemia estuvo en el mercado, afirma Worobey. 

Vendedor de mariscoEl relato de Worobey pone en duda la fecha y el lugar del primer caso notificado del misterioso tipo de neumonía que posteriormente se reconoció como COVID-19. Su investigación sugiere que no se trataba –como se ha informado ampliamente– de un contador de 41 años sin relación con el mercado de Huanan, sino de un vendedor de marisco que trabajaba allí.

Según informa The New York Times, la fiebre del contable del 8 de diciembre se debía a una infección tras una operación dental. 

Pruebas concluyentes podrían llegar prontoNo obstante, aún no se han aportado pruebas concluyentes porque no se dispone de muestras de los animales vendidos en el mercado en el momento del brote y el mercado de Huanan se cerró y desinfectó rápidamente, escribe. 

Esto no significa que el misterio que rodea al brote no vaya a resolverse nunca. 

Podrían obtenerse pruebas concluyentes analizando los patrones espaciales de los primeros casos en Wuhan y datos genómicos adicionales de más muestras de pacientes de la época. 

"La prevención de futuras pandemias depende de este esfuerzo", afirma. El virus apareció por primera vez en la ciudad de Wuhan a finales de 2019.  Un equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) pudo viajar a China más de 12 meses después y regresó sin resultados claros. 

El equipo informó de que no estaba del todo claro si el mercado era el lugar de origen de la pandemia.

China no quiere permitir una mayor investigación sobre el terreno. El Gobierno estadounidense es uno de los que acusa a China de ocultar información a los expertos.

Pekín acusa a EE. UU. y a otros países de explotar la pandemia y la búsqueda de su origen para lanzar ataques políticos.

Nuevo estudio apunta a que el primer caso conocido de COVID-19 fue un vendedor en el mercado de Wuhan.